Cultivo y cuidado de las plantas de bulbo

685 75 82 80
Cultivo y cuidado de las plantas de bulbo

Las empresas que se dedican al mantenimiento de jardines en Bizkaia, así como al diseño de los mismos son conscientes de lo que disfrutas cuidando tu jardín. El post de hoy tiene como objetivo darte unas recomendaciones sobre cómo cuidar y cultivar las plantas de bulbo.

Para que crezcan sanas y fuertes, en otoño deben plantarse los bulbos de floración primaveral (tulipanes, jacintos y narcisos), mientras que las bulbosas que florecen en verano (dalia, azucena, gladiolo, etcétera) se siembran en primavera.

Cuando vayas a comprar los bulbos fíjate que no se aprecie moho y que no haya partes más blandas que otras. Otra señal de alerta es el diámetro del bulbo. Cuanto mayor sea, mejor será la calidad de su floración. Antes de sembrar, es indispensable realizar una preparación adecuada del suelo, ya que el drenaje del mismo es esencial en el cultivo de bulbos. Para realizar la siembra, se debe cavar y ablandar la tierra hasta la profundidad deseada. Después, se colocan los bulbos, se ejerce una ligera presión y se cubren con el sustrato. No deben dejarse bolsas de aire ni apelmazar el suelo. Tanto los bulbos de primavera como los de verano necesitan fósforo para favorecer el desarrollo de la raíz. Este mineral se debe mezclar con la tierra para que las raíces lo puedan absorber. Tras la siembra es necesario regar los bulbos para que la tierra se asiente y la planta eche raíz. Después, hay que mantener el suelo húmedo al nivel de las raíces para obtener una buena floración. Desde Arbotek te alertamos de que es mejor un riego escaso que un suelo encharcado.

Si necesitas ayuda ya sabes que somos especialistas en el mantenimiento de jardines en Bizkaia. No dudes en contactarnos.